jueves, 11 de septiembre de 2008

Tu sonrisa

Tu sonrisa

Llueve, llueve sin cesar mientras tu imagen se pierde detrás de esa cortina gris. Te observo...

En mi corazón sigue lloviendo por las tardes grises del pasado, por las fotografías ya borrosas de los tiempos moribundos, por el recuerdo de los días cálidos al lado tuyo cuando las tardes eran de tonos amarillos y transcurrían a prisa entre susurros y sonrisas al oído esperando a la noche para que entre tonos azules recorrerte con caricias siempre al son de aquel juego de quien quiere y no quiere.

Tú decías no, yo, como siempre si...pero al final siempre era lo mismo: una sonrisa la respuesta al descubrirte a mi lado entre tonos rojos y violetas de mi mente intoxicada por el vino, por los besos, por caricias y respuestas a preguntas antes hechas, respuestas que dejaban más bruma que claro pero respuestas al fin aunque no recuerde ni siquiera la pregunta pero era justo lo que necesitaba escuchar de ti para entregarte más de mi.

Pálido despertar junto a tu piel, todo había terminado ya, mañana sería otro día, otra conquista sin saber aún tantas respuestas, debería decir no aún cuando mi corazón decía si? debería ser fuerte aún cuando insistes en hacerme sentir frágil? No se, lo cierto es que en la noche te dibujaba con los tonos oscuros de mis sueños hasta que poco a poco ibas volviéndote invisible, hasta que poco a poco ibas desapareciendo.

Claridad, blanco...quiero verte de nuevo, quiero saber que no fue un sueño, quiero intoxicarme de nuevo con aquellos colores, quiero decirte tantas cosas al oído, quiero sentir la ilusión de aquellas tardes amarillas cuando el tiempo pasaba a prisa, quiero sentir el azul, el rojo y el violeta.

Pero gris, ese color detrás de ti, esa lluvia y ese gris.

Ya no estás más junto a mi.

Tu sonrisa... tu sonrisa y ese terrible gris...

7 comentarios:

delfin en libertad dijo...

Estos amores que son y no son, de vino y lunas llenas, de tardes amarillas, de desconciertos y esperanza, de llenarse de enegía para luego caer solitario...te entiendo muy bién son esos amores que no sé... pero vivirlos para luego recordarlos es una buena experiencia.

Amorexia. dijo...

Acaso ese terrible gris es el manto de su despedida?

Cuantos sentimientos lava la lluvia, y cada quién necesitando lamerse las heridas...

Muy bueno. Saludos desde mi extraño país.

Palas dijo...

esos recuerdos de amores... muy buen post!

saludes!!!

Ikannus dijo...

Ese es un amor que si fué, lleno de colores y experiencias para recordar y si Amorexia, ese manto gris es de la despedida. Es triste cuando tantos colores se van.
Gracias Delfin, Amorexia y Palas por poner su trazo de color.

MarySandel dijo...

Los recuerdos de un amor que se extraña son como cicatrices de heridas.... despues de un amor de colores aveces queda gris, aveces no queda nada
Muy Bueno

La Morada dijo...

Me gustó muchísimo y a la vez lo sentí tan triste...
X cada palabra que leía formulaba una imagen en mi cabeza.. Hasta que llegó ese gris... Ese gris...

Ikannus dijo...

Marysandel, esas cicatrices a veces hacen la diferencia. Sería bonito empezar las cosas de cero, sin cicatrices ni recuerdos que nos predispongan.
La morada, si, es triste pero cuando se va superando el gris da vida a bonitos recuerdos.