viernes, 5 de septiembre de 2008

Ilusión

Ilusión, qué tonto... Ilusión es todo aquello que nos hace pensar muchas cosas del futuro, nos hace pensar en muchas cosas que no son ciertas o nos hace agrandar cosas que son poco pero anhelamos que sean más.
Ilusión es el arma perfecta de quien quiere hacer daño, debilita al oponente haciéndolo abrir el corazón mostrando sus virtudes y defectos, fortalezas y debilidades. Lo hace crédulo ante las mentiras, vulnerable al miedo, lento a la cólera y ciego, si, ciego...
La ilusión nos hace impermeables a la verdad, tanto así que podemos estar ante lo más ruin en nuestra contra que le buscamos la explicación más irracional para justificar y salvar el sueño, nos aguantamos el trago más amargo con tal de disfrutar de las mieles que despierta la ilusión.
La ilusión le quita el gris a la vida dándole el color de nuevos sueños, rompe la monotonía de una vida con metas ya logradas o derrotas ya aceptadas. La ilusión da hambre de vivir para ver esas nuevas obras levantadas, nos hace silbar o tararear una canción cuando estamos a solas pensando, nos pone una sonrisa estúpida en el rostro cuando nos dicen lo que nos gusta y nos despierta vulnerabilidad, qué es más tierno que alguien vulnerable?
Creo que muchos de los logros de nuestra vida actual no fueron construidos sobre una ilusión, fueron producto más bien de una oportunidad aprovechada que fue mostrando sus dones poco a poco y sin darse cuenta, muchos logros fueron construidos en épocas grises cuando el secreto era no esperar nada a cambio. Cuesta aceptarlo pero parece ser más efectiva la vida del que calcula que la del que se ilusiona.
Parece existir algo en común entre la ilusión y el uso de ciertas drogas que consumen el cuerpo: nos dan la dosis necesaria en el momento preciso para soportar el peso de lo que no podemos afrontar sin ayuda, nos ayudan a transfigurar la realidad para hacerla más tolerable pero al final siempre terminamos peor de como comenzamos.
No se si me estaré volviendo amargado o vacío pero ya cada vez con más frecuencia digo: jódete ilusión.


Pd. ni yo me lo creo ja ja ja.

7 comentarios:

H3dicho dijo...

De hecho "la ilusión" es un arma peligrosa de usar..

Hay que mandarla a la mierda.. es nociva para la salud mental! =)

Ikannus dijo...

La ilusión es una arma muy empleada por la gente que le gusta jugar y jalar. La ilusión lo emborracha a uno y lo deja hacer cosas que en sano juicio no se harían.

Tristemente: fuck off ilusión!

Ronin dijo...

Comparto el punto que una ilusión puede ser una arma de doble filo, nos permite salir de un hueco, pero nos eleva para caer mas duro, creo que hay que ser realista pero no dejar de soñar, tenemos que aprender a planificar, hay que ilusionarse pero no ser iluso. Y si amigo suenas muy amargado, escriba cosas positivas, llene su mente de las cosas buenas que tiene y no las vea como defectos o debilidades sepa usarlas, sea cociente del mundo y su malicia, viva y no cambie.
Saludos

Ronin dijo...

Difiero en tu comentario la gente no usa ilusion como arma el que la usa es uno, el que la hace crecer es uno mismo no la gente, la gente le hecha carbon al fuego pero el que lo hace crecer insisto es uno mismo

Ikannus dijo...

Pues si, uno solo se engaña, se duerme y se despierta...
Los demás solo esperan a que pasen esas cosas.

Amorexia. dijo...

Lo impoertante compañero es tener ilusiones, si no definitivamente estamos jodidos, aunque sea para mandarlas al carajo!

Saludos desde mi extraño país.

delfin en libertad dijo...

La ilusión para mí es importante, cierto muchas veces lo que anhelamos, queremos para nosotros o simplemente la ilusión que tenemos por algo o alguien se nos hace dificíl o tal vez imposible en ese momento y claro el trago es amargo cuando la realidad no es la que quisiéramos, la vida es así y las experiencias buenas y malas deben hacernos más fuertes y no creo que la ilusión nos ponga una sonrisa estúpida en los labios, me gusta ver a la gente a mi alrededor con ilusiones y hasta yo misma y aunque que muchas veces he tenido que levantarme entre cenizas, cansada y abatida sin nada entre las manos más que una nueva ilusión. De veras espero que no te lo creas. También sería importante valorar el poder volver a tener ilusiones. Tratemos de ser positivos. Saludos.