jueves, 25 de septiembre de 2008

El maniquí

Crecí escuchando a ese viejo llorón de los discos de acetato de mi mamá, era un cholo con una trompa grandísima y vestido con unos pantalones que seguro le cortaban la circulación a sus testículos y que no dejaban nada a la imaginación. Por alguna extrañeza lo consideraban sexy y a las mujeres de su época les encantaba. Ese viejo era Sandro, un cantante argentino al que nunca le presté importancia hasta que un día entre dormido y despierto escuché una de sus canciones y me quedé asombrado, describía mis sentimientos en ese momento, esa canción era El maniquí.

Me interesé por saber más sobre ese señor y por esos días pasaron un programa en donde salía pero ya viejo, la entrevistadora le preguntaba muchas cosas a las que respondía de una forma que me interesó mucho; no era el viejo payaso que yo creía tenía un gran amor por su madre, añoraba sus años de galán y se burlaba de si mismo por el concepto de antes de galán y sobre todo lamentaba mucho sus años de fumador y la idea de que fumar era de ''machos'', ese vicio de tantos años lo tenía al borde de la muerte.

Aquí está esa canción que me impresionó tanto, ya explico por qué:

EL MANIQUI

Tan solo quedó al fin, el viejo maniquí

donde probabas tú la seda y el chifón

que llamo la atención de todo aquel que vió

tu cuerpo de princesa,y ahora velo ahí,

tirado en un rincón de aquel viejo desván,

guardando la emoción de cosas que no están

y vuelvo a recordar las horas de tibieza

y creo revivir el loco ir y venir

buscando por doquier el viejo maniquí

para poder lograr decorar tu belleza

y yo desde un rincón contemplo tu actuación

tratando conseguir con gran preocupación

algún nuevo color que luego te pondrás

y lucirás coqueta,

las lagrimas empañan la visión

y veo en el rincón del viejo maniquí

a aquella que yo quise.



(Hablado)

Dime tu por que me abandonaste,

o acaso no lograste

las cosas que soñabas,

no viste con que ganas que yo

trabajaba luchando sin descanso

para darte mi abrigo

o acaso, o acaso no entendiste que te amaba,

como te ama un amante, como quiere un amigo,

mas tu creíste que eras reina,

que yo tu esclavo debía darte todo y así

y así te di mi amor y me anulaste,

y te regalé todo, te di mi sangre

mis sentidos mis caricias y tu todo lo tomaste

y me anulaste mas, mas cuando te pedí un poco de amor

tu sin mirar hacia atrás te marchaste ,

devuélveme el amor, dame la vida,

dame la vida que te di dame los sueños

devuelve el corazón aquí a mi pecho

que ya vacío y ya desecho de llorar

se acuerda hoy de ti dame el amor, dame la vida

Esta canción describe lo que es idealizar a una persona, dedicar a ella todos los esfuerzos para agradarle y a pesar de ello no ser correspondido.

A veces uno se engaña tanto creyendo que amar es agradar a alguien, que es anteponer los intereses de esa persona a los propios sin importar el costo aunque sea la sangre misma. Describe el error que se comete cuando uno ayuda a esa persona a surgir apoyándola a toda costa para que en retribución a todo ese esfuerzo esa persona le de una patada en el trasero y lo deje comiendo caca a uno.

No es que esté mal ayudar a la persona con que uno comparte, de hecho creo que es lo natural pero esa ayuda debe ser mutua, uno no debe servir de escalera para que la persona que se ama escale sin estar totalmente seguro de que ese amor es correspondido.

Cuando uno tiene que esforzarse demasiado por conseguir la aprobación de alguien puede empezar a pensar que está ante una situación de no correspondencia y debe analizar próntamente si la mejor elección es retirarse antes de que las pérdidas sean mayores. El ceñirse en la búsqueda de ser correspondido es un gran error, hay que recordar una frase que no se si alguien la dijo primero pero yo la tomo como mía y lección de vida: el amor no se gana por méritos, es un sentimiento espontáneo. Cierto que hay muchas cosas que uno puede hacer por ser merecedor de el amor de alguien pero si de plano no lo quieren a uno no se puede esperar que eso cambie por ser buena gente y estar siempre a la par para todo lo que se le ofrezca.

Todo en la vida tiene un riesgo y cuando uno es soldado y le gusta luchar por las personas que inclusive lo quieren a uno debe de tomar en cuenta la posibilidad de que esa persona alguna vez sufra una transformación como las mariposas y se aleje a pesar de todos los esfuerzos por el sólo hecho de que su nuevo aspecto no concuerda con su vida anterior. Estas situaciones ocurren a veces en parejas donde uno de ellos ayuda al otro a estudiar y a superarse y lo logra con tal suceso que un día la otra persona piensa que su pareja es poca cosa y decide acabar con la relación.

En resumen, en la vida no hay que ser egoísta, hay que entregarse, sacrificarse y esforzarse por la persona que uno quiere pero siempre exigiendo lo mismo para uno. No hay que creer que al ser uno juzgado le van a agradecer lo buena gente y lo especial que fué, eso no necesariamente le asegura el amor de una persona, es mejor dar con medida y siempre creer que uno es merecedor de las cosas buenas también para que si por alguna razón las cosas no funcionan no vaya a sentir uno que queda en la calle, sin nada y con un sentimiento de que perdió un tiempo que nadie se lo va a devolver.

Como que lo he vivido, verdad?



8 comentarios:

Amorexia. dijo...

Ah! sandro era un grande! mi madre aún se emosiona con tan solo su nombre!

Saludos desde mi extraño país.

MarySandel dijo...

La musica vieja es la viva prueba que todos las generaciones han pasado por lo mismo; el desamor es parte de nuestra historia y el amor parte de nuestras pasiones.

Me gusto esa cancion, aunque estoy segura que si la escucho me deprimiria muchisimo :c por que la musica vieja es muy nostalgica, pero asi como por letra me gusto mucho.

Hay que aprender a perder... nadie nos enseña a fracasar pero aveces por mas que uno quisiera estar con alguien, no es suficiente. Aveces la aceptacion es el unico camino que tenemos por seguir.

No hay amores imposibles, si no amantes cobardes.

Buen Post!

Terox dijo...

Es curioso como parece que hay cosas que no cambian...

La canción se puede ver y escuchar aquí...

Ikannus dijo...

Amorexia: yo me volví admirador de ese mae después de que lo vi hablando, tenía una franqueza y una nostalgia en la voz que impresionan.

Marysandel: creo que si hay amores imposibles porque cuando una persona no quiere no quiere por más que uno se esté muriendo por ella. Escucha la canción, es triste pero vale la pena.

Terox: gracias por ilustrarme el post, tu siempre con tus links pareces tener una respuesta para todo. Gracias.

Palas dijo...

h cosas que nunca pasan de moda... y la gente piensa que es con las cosas que hace por la otra persona que la van a querer... entre mas haga, mas le corresponderá...

saludos!!!

Ikannus dijo...

Poca gente es agradecida y responde por lo que recibe y además de nada sirve si no hay amor, hasta la gratitud tiene sus límites y condiciones.

delfin en libertad dijo...

Pues sí el amor es algo que no podemos exigir, sólo se dá o nó, como una ola que acaricia y besa una playa si tenemos suerte regresa y si nó se pierde en la inmensidad. Tengo que reconocer que al principio ver a Sandro me daba risa como se movía y cantaba pero lo que es la vida si lo escucho ahora de fijo termino llorando.

Ronin dijo...

El amor no tiene medida y hay que darlo plenamente pero no hay que olvidar cuidar el corazón, cuidar de el egoísmo del ser humano, como dice la canción: "mas tu creíste que eras reina,que yo tu esclavo debía darte todo...". Que frecuente es olvidarse de uno mismo y vivir para alguien mas, amigo se aprende a compartir y vivir pero sin olvidar lo que es importante para mi.

(Que canción mas triste)