lunes, 25 de agosto de 2008

El sueño de las alas

El sueño de las alas

La libertad; sueño de un día de esperanza; esperanza sueño de un día de libertad.

Buscando en lo profundo del cielo tratando de ver figuras en las nubes, lo que sueñas es con tener alas y poder volar hacia ellas, cuanto quisieras, cuanto… pero el cuerpo es tan pesado; por que no se puede respirar el aire mas cerca del techo?

La profundidad del azul llama, llama con fuerza, el deseo es el mismo, solo cambia de cara y de figura, no importa en que momento ni que alma lo guarde, el sentimiento es igual pero con una puerta distinta.

Soñando con ser libre fueron creciendo las alas, con la esperanza que alimenta esos sueños fue creciendo el deseo de alcanzar al sol que se levanta sobre el horizonte.

¡Libertad! El sentimiento más fuerte e impredecible, que hace mover montañas sólo para poder ver más lejos, que hace apagar la luz tan solo para ver las estrellas, que hace correr aún sin fuerzas, que hace latir al corazón que esta bajo el hielo, el mismo sentimiento que detiene el paso para buscar un nuevo rumbo; nadie entiende a la libertad, nadie posee a la libertad; nadie sabe exactamente si existe la libertad; solo se siente su cercanía, pero siempre viajando un paso adelante.

Con un destello de luz las alas fueron el regalo otorgado para llegar hasta el lugar en donde habitan los sueños, con el poder de volar donde solo el pensamiento llega, la ilusión, la ilusión da las alas y las ganas de volar, flotar por las nubes hasta acariciar con las manos el inmenso azul del cielo. El aire es tan puro que da vida nueva al espíritu, que hace sentir como si no existiese nada más que un momento de calma, la paz interior es tan plena que da la oportunidad de escuchar los sonidos que guarda el silencio, que da la oportunidad de observar el color de una sonrisa, que da la oportunidad de disfrutar del sabor de un recuerdo…

Pero; el ruido de la vida cotidiana llama con fuerza, despertando del sueño de las alas, la prisa, la indiferencia por los detalles que dan color a la vida y hacen de ella una colección de instantes pequeños, transforma un arco iris en piedra, transforma el agua pura en arena.

La desilusión por la esperanza perdida que mata los sueños, convirtiéndolos en una bruma espesa que nubla el camino, hace de los colores de la vida una mancha gris y difusa, transforma una sonrisa en amargura, transforma el cielo azul y puro en tierra roja y agrietada, el toque de la vida simple y cotidiana que transforma todo a su paso silencia al llamado de la libertad, enfría la calidez natural del corazón humano.

Por qué se olvidan tan pronto los sueños, por que se deja de creer en la luz de un día nuevo, por que se deja de escuchar la música del viento, por que se construye un calabozo en donde antes no existía nada más que el cielo, nadie lo sabe con certeza, pero acaso si no existiese el encierro no dejaríamos de percibir los momentos de verdadera libertad, esos momentos que crean los sueños al tomar cuerpo y forma aunque sea por un solo instante.

Talvez la vida sea solo eso, una suma de pequeños instantes, que pueden o no formar grandes cadenas que hacen que todo lo que pase por nuestro alrededor tenga sus propias luces y colores, que hacen que la vida se llene con el sentido que da la esperanza de hacer que estos instantes sean perpetuos, que hacen vivir un eterno momento: el sueño de las alas…


Ikannus
2003

4 comentarios:

Ronin dijo...

¨Talvez la vida sea solo eso, una suma de pequeños instantes, que pueden o no formar grandes cadenas que hacen que todo lo que pase por nuestro alrededor tenga sus propias luces y colores, que hacen que la vida se llene con el sentido que da la esperanza de hacer que estos instantes sean perpetuos, que hacen vivir un eterno momento: el sueño de las alas…¨
Para mi esto es la felicidad de la vida los pequeños momentos que te dan toda una vida de alegrias, de recuerdos que te transforman, por que el pensamiento esta antes que el sentimiento, si queremos estar felices y ser libres recordemos esos momentos con alegria y libertad, no los extrañemos no los veamos en blanco y negro veamolos a colores con ruidos, con fuerza y orgullo de haberlos vividos..

Ikannus dijo...

Eso es la vida: una cadena de acontecimientos con sus figuras particulares que le dan forma al pensamiento para que florezca en un sentimiento.
Gracias hermano de espada, como siempre empujándome a otra batalla, gracias por ayudarme a escribir de nuevo.

delfin en libertad dijo...

¡Precioso! Yo quiero siempre tener mi Sueño de Alas

Diego A.R.E dijo...

Maravilloso!