viernes, 5 de diciembre de 2008

Oración de un guerrero

Nací siendo un guerrero, la vida fácil no está en mi destino, muchas veces he enfrentado y enfrentaré la espada enemiga mas no caeré por su peso, sólo caeré por el mío propio cuando no tenga brazos, piernas y un corazón para pelear.

Lucho todos los días contra mi propio corazón que aunque me aconseja a veces me traiciona y me hace olvidar mi destino, lucho por ser más fuerte y más hábil para enfrentar mi próxima batalla, lucho contra aquel que me desvía de mi camino, contra aquel que me hace creer que no tengo valor, lucho contra el que me ha herido y aunque a veces pierda juro que esa cuenta pronto será saldada.

Sólo escucho a mi instinto que me obliga a ser justo, no formo parte de un grupo ni me escondo bajo la sombra de quienes creen que pueden pensar, sentir, o hablar por mi. De mi boca se escucha el sentir de mi corazón, no necesito que se expresen por mi y cuando mi voz es tenue o se quebranta por alguna razón, mis ojos y mi mirada son suficientes para expresar lo que siento. Los ojos de un guerrero son el espejo de su alma y su espada la forma que toma el brazo para ejecutar los deseos de su corazón.

Me equivoco y muchas veces pero no temo aceptarlo, lo único que temo es no poder enmendarlo.

Lloro, es cierto, por qué no, si soy un simple humano pero creo que existe un Dios que me escucha y aunque yo nunca lo escuche a El puedo ver su manifestación en muchas cosas, muchas veces me creí perdido, muchas veces sin aliento y herido y justo antes de derramar mi última gota de sangre ese inmenso calor llenó de nuevo mi cuerpo dándome fuerzas para continuar viviendo. Ese es el calor que viene de alguien supremo que promete morada para aquel que luchó con justicia.

Por eso no temo morir, porque sé que tendré en dónde descansar por fin de ésta eterna lucha que inició cuando vi la luz por primera vez y que terminará cuando la observe por última, antes jamás será porque a lo único que temo es a rendirme algún día.

Este largo camino terminará solo cuando descanse en un prado verde con la mirada perdida en el azul del cielo, con mi espada a un lado y la satisfacción de haber tenido el valor de vivir y morir por lo que creí justo.

15 comentarios:

Amorexia. dijo...

Amén.

Me regocijo.

saludos a deshora.

Ronin dijo...

AMEN!!!!

Rolo7 dijo...

WOW.. Este post esta excelente.. En serio es de los mejores textos que he podido leer..

Ikannus dijo...

Muchas gracias, a todos.
La vida es así de simple, el resto lo complica uno.
Gracias Rolo7!!!

*°·.¸¸.° Heidy °·.¸¸.°* dijo...

Amen !!!

Excelente oración.
Me inspiró

Saludos

ekriakon dijo...

no te conozco.. pero ese texto esta pegado en mi lugar de trabajo y me ayuda dia a dia..

un abrazo!

Madmax dijo...

Asi sea...los tiempos han cambiado pero el mensaje es el mismo.....

Madmax dijo...

Asi sea.... los tiempos han cambiado las armas son otras pero el sentiod de la vida s igual...

Unknown dijo...

Abril/2014. Paso por una batalla dura, me inspiran y motivan tus palabras.

Alicia Razo Castro dijo...

Pueden darme el nombre del autor. Por favor.

Bennett Dodds dijo...

Alguien lo hace pasar como suyo:
https://mobile.facebook.com/story.php?story_fbid=1811918142376113&id=100006738347551

Yoshio Salvador Chiu Galvez dijo...

Empiezo a encontrarme de nuevo y reconocerme. Mi espalda comienza a enderesarce, mis ojos aunque cansados miraran el amanecer de nuevo, y mis oídos escucharán el verdadero sonido de la libertad cuando los pajarillos canten al calor del sol y sean sorprendidos por la luz.

De mi boca saldrá el veneno que metieron poco a poco en aquellos momentos que no veía claro, por haber nublado mi entorno en esos momentos que ausentó la fe y reinó el temor a fallar.
De mi boca saldrán los pensamientos convertidos en palabras que decreten momentos de tempestad y momentos de gloria, momentos de felicidad y momentos de agonía.... Pero al fin y al cabo momentos que tienen su propósito en cada uno de nosotros... Momentos de crecimiento, aunque no sean como esperamos vivirlos.
En mis manos cargaré la esperanza y sabiduría para construir o destruir,para andar sin miedo ni resentimiento y ejecutar lo necesario para llegar a nuestro destino y finalmente mirar, entender y cumplir a lo que venimos....

Agradezco por dejarme decidir equivocarme, por dejarme decidir descansar, por dejarme escoger mis batallas y por dejarme vivir otro día para ver de que manera cumplo lo que aún no entiendo, pero siento arder en mi corazón con eterna pasión.

Yoshio Salvador Chiu Galvez dijo...

Me llego a la mente después de leer el blog del guerreo... Esto será "El agradecimiento de un guerrero de luz"

Ikannus dijo...

Alicia Razo, lo escrito aquí es mío y lo tengo abandonado pero es mío.

Ikannus dijo...

Gracias Yoshio, hermoso el tuyo.