miércoles, 9 de septiembre de 2009

Tus particulares caricias

Te conozco, me conoces, te amo y te odio, te recuerdo y olvido.

Me besas y vuelo, me dejas y muero; ésta historia de novela que me hace reír en silencio, que me hace llorar cuando me toca el destierro, ese sueño que empieza y acaba, que juro olvidar y sin pensarlo de nuevo lo estoy viviendo otra vez.

Corrijo y apunto para no volver a caer mas siempre termino con un nuevo rasguño y pensando en por qué me dejo herir más.

Juro no volver a creer pero siempre concluyo escuchando mis propias razones, buscando temores que justifiquen tu ausencia, tratando de convencerme de que son mis errores los que nos alejan para así no culparte y no pensar más en eso.

Tantas veces te di por perdida, viviendo otros sueños en los que yo no estaría. Te di la espalda esperando olvidarte viviendo otra vida que no era la mía, haciendo de detalles el motivo exclusivo para al final siempre quedarme pensando en que si es la vida tan simple o si es que espero mucho de ella.

A veces me pregunto por qué te tomo la mano, por qué te acaricio el rostro y revuelvo tu cabello, la verdad es que no lo se pero si se que me entiendes, solo tu me entiendes y sólo tu sabes lo feliz que me hacen tus particulares caricias.

Ahora creo que el amor es algo más real, no es algo tan utópico que implica la conjunción de planetas y estrellas. No es algo basado en el ideal de una persona ni de las pasiones que despierta, ni tampoco el recuerdo de buenos momentos que no alcanzan para una buena historia ni mucho menos para un buen futuro.

En busca de la felicidad olvidamos quién nos hace sonreír, quién nos entiende con solo tomarnos la mano, no nos damos cuenta de quién nos escucha siempre y capta la esencia en un solo detalle. Por eso es que siempre te busco, te espero, siempre deseo arreglar esa ceja y revolver aún más tu cabello, siempre quiero jugar con tus dedos y acariciarte la frente.

Algún día será...ya verás. Por el momento disfruto con tus particulares caricias; tu sabes que entiendo; tu lo sabes muy bien.

5 comentarios:

delfin en libertad dijo...

Estas historias a pesar de tener sentimientos contradictorios, y que muchas veces juramos no volver a caer en lo mismo, llega de una forma sutil y nos eleva y nos inunda de felicidad al sentir sólo su presencia, es difícil mi querido amigo, a pesar de ser muy real no debemos olvidar la magia de los sueños y un poco de locura es bueno. Por qué le tomas la mano
y juegas con su pelo? Tú mismo tienes ahi la respuesta. La felicidad son esos pequeños momentos en que nuestro ser vibra y renace, eso es lo que creo yo personalmente claro. Hermoso escrito, lleno de grandes sentimientos y sinceridad, precioso. Un abrazo enorme mi querido amigo, de los que siempre están, desde siempre, eso te lo agradezco de veras. Gracias por tus palabras tan lindas en mi blog. Si acaso dejo de escribir en él siempre te voy a visitar, tal vez no como Delfin pero llegaré. Sigue escribiendo que lo haces muy bién. Gracias.

Amorexia. dijo...

que buen texto, el amor es la única emoción que no necesita consumarse para existir y ser fuerte.

Deshora.

*°·.¸¸.° Heidy °·.¸¸.°* dijo...

Wow, me removió algunas fibras del corazon!
Excelente post

Saludos

KagosaVampire dijo...

uff excelente texto, lo senti en verdad.

Ikannus dijo...

Muchas gracias a todos, me alegra mucho que les haya gustado y recibir elogios de gente que escribe tan bonito me va a inflar el ego!
Ni se te vaya a ocurrir abandonar tu blog Delfin, no dejes de compartir esa manera de darle forma a tan bellos sentimientos.